Cine y TV

Ves televisión porque eres infeliz

Watching tv

¿Qué es lo que nos coloca tantas horas frente a la llamada “pantalla idiota”? ¿El entretenimiento? ¿La grandes series? ¿Estar enterado? Según una reciente investigación sobre los hábitos en el ocio cultural, la respuesta es muy diferente: vemos televisión porque somos infelices.

Según un estudio de la Universidad de Maryland, en el que se recogen las opiniones sobre sí mismas y los hábitos culturales de personas mayores de 30 años, aquellos que se describen a sí mismos como “infelices” pasan más tiempo frente a la televisión.

El responsable del estudio, el sociólogo John P. Robinson, explica los resultados de la experiencia de la siguiente manera: ver la televisión es una actividad pasiva, y se recurre a ella, mayormente, como una vía de escape al cotidiano.

“Los datos sugieren que el hábito de ver la televisión puede ofrecer un placer inmediato a expensas de sufrir malestar a largo plazo”, asegura John P. Robinson. Además, señala, ver televisión es una actividad al mismo tiempo cómoda y barata, que para su realización no necesita de compañía ni esfuerzo.

Según las respuestas de los participantes del estudio, la gente que se considera “infeliz” dedica un 20% más de su tiempo a ver televisión que aquella que se considera a sí misma “feliz”.

En el otro extremo del estudio, al preguntar a la gente que se considera “feliz” cuál es la forma en que prefiere pasar su tiempo libre, en su gran mayoría respondió: “Leer”.

A diferencia de la televisión, considera Robinson, leer implica una retribución a largo plazo, y un esfuerzo.

  • Pedro

    Yo recomendaría a la gente apostar por los pocos programas que quedan con contenidos que nada tienen que ver con lo que vemos, como Cracks del Surf en Nitro. Muestra es ejemplos de trabajo y superación y nada de mal gusto y creo que debería ser mejor tratado por la cadena en cuanto a horario porque son muchas personas las que lo siguen.

    En fin, más programas así y menos programas de mal gusto y que fomentan el cotilleo y una vida triste de verdad…