LibrosMúsica y Teatro

William Shakespeare (II)

William Shakespeare Ii

En un post anterior veíamos algunos aspectos generales de la vida del genial escritor. En 1590 se traslada a Londres, donde realiza varios trabajos, pero siempre ligados al teatro. Primero es conocido como actor. En 1593 publica el poema Venus y Adonis, y al año siguiente La violación de Lucrecia. La repercusión es inmediata. Dentro de la poesía, publica en 1609 los Sonetos, también con gran acogida. La temática y el tono de sus poemas es claramente erótico.

Sin embargo sus mayores éxitos los obtuvo como dramaturgo. En este sentido su obra se compone de catorce comedias, diez tragedias y diez dramas históricos. Antes de 1600 se publican varias de sus comedias alegres, y la mayoría de los dramas históricos. A partir de ese año, son mayoría las tragedias y comedias oscuras.

Es importante destacar el contexto histórico en que son representadas sus obras. El teatro adquirió en esa época un esplendor que no había tenido antes. Es el teatro isabelino, cuyos detalles veremos en un post siguiente, y Shakespeare brilla en él.

Los aspectos sicológicos de los personajes son tratados con gran maestría. Las pasiones humanas más profundas se revelan en su obra. La duda entre la venganza y el perdón en Hamlet, los celos y la instigación en Otelo y la ambición de poder desmedida en Macbeth; son sólo algunos ejemplos.

En 1613 deja de escribir y se retira a su localidad natal. Había ganado una fortuna interesante con su actividad en Londres, por lo que sus últimos años transcurrieron con tranquilidad.

Muere en 1616. Sólo una parte de su obra fue publicada en vida, pero afortunadamente pudo ser recuperada pocos años después de su muerte.

Imagen: flickr.com