Cine y TV

XI Muestra Syfy de Cine Fantástico: Viernes y sábado

Póster de la película Coherence

Durante este fin de semana se ha celebrado en Madrid la XI Muestra Syfy de Cine Fantástico y de Terror y nosotros hemos tenido la suerte de poner disfrutar de sus películas, algunas de ellas grandes estrenos. Te contamos lo que hemos visto.

Este fin de semana, gracias a la XI Muestra Syfy de Cine Fantástico ha sido el fin de semana del terror. Si ya te contábamos las impresiones que teníamos de la gala de inauguración y de la película que se proyectó (300: El origen de un imperio) hoy te contamos de otros títulos que hemos podido ver durante este fin de semana.

El viernes comenzó con la película Maniac, una interesante propuesta que se acompaña de un punto de vista subjetivo del protagonista, al que solo vemos en pequeños flashbacks y en los juegos continuos que el director lleva a cabo con los espejos. No tan interesantes fueron Frankestein’s Army y We are what we are, dos títulos que resultan algo aburridos y que pierden fuelle a lo largo de los minutos. En el caso de We are what we are resultó una pena ya que su comienzo resulta interesante, pero a lo largo de los minutos se va haciendo más y más obvia.

Para acabar la jornada del viernes tuvo lugar el que probablemente fuera el estreno más esperado de la Muestra y que veremos en las salas dentro de muy poco: Snowpiercer. Y es que su director, Bong Joon-ho tiene a sus espaldas grandes éxitos como The Host. Se trata de una película cuya mayor parte de desarrolla dentro de un tren y que y desde el plantamiento (que no vamos a contar para dejar sorprender) resulta interesante. Sin duda una de las mejores películas que hemos visto durante estos días y que no os podéis perder. El viernes finalizó con Fresh Meat, un entretenimiento tan tonto como su argumento. Y es que da la sensación de haber visto esta película anteriormente.

La jornada del sábado no fue menos y comenzó con la versión en 3D de un clásico Disney como es La bella y la bestia, donde los niños y los adultos nostálgicos se dieron lugar y cantaron cada una de sus canciones. Ya a la tarde tuvieron sucesión tres películas que no estuvieron para nada a la altura: In fear, una propuesta manida y sin fundamento, Almost Human, un título de bajo presupuesto que adolece no de falta de dinero, sino de un argumento interesante y, finalmente, la indescriptible Rigor Mortis, una película que, aunque tiene una gran fotografía, prácticamente nadie entendió ya que se pierde en sí misma.

Y llegamos al plato fuerte del sábado, una película que gaanó el premio a mejor guión en el festival de Sitges y que fue una de las grandes triunfadoras de la Muestra y sin duda podemos afirmar que es la película que más nos gustó: Coherence. Para disfrutarla es mejor no saber nada sobre ella, pero en poco tiempo nos introduce en un universo propia con la justa introspección de personajes y el espectador se siente tan cómplice que, por hora y media, sale de las reglas de la realidad para introducirse en el mundo que plantea Coherence.

Piranha 3DD fue la encargada de cerrar la jornada del sábado. Sin duda resultó una película muy adecuada para las horas a las que se proyectó (casi la una de la mañana). Pese a la simpleza de su argumento, la sala disfrutó mucho con ella. No deja de ser una película sencilla y sin nada de fundamento, pero los asistentes pudieron pasar un rato divertido.