Arte

Yo, Pablo Picasso

MALDIVE ISLANDS - CIRCA 1981: stamp printed in Malldives Islands shows self portrait by Pablo Ruiz Picasso, circa 1981

El Museo Picasso de Barcelona presenta, del 31 de mayo al 1 de septiembre, la muestra “Yo, Picasso. Autorretratos”, una interesante exposición que retrata la vida de Pablo Picasso a través de sus propios autorretratos.

La pasión por el arte ocupa el ocio y el tiempo libre de muchos de nuestros lectores. Es por ello que desde Blogocio siempre intentamos traer las citas imprescindibles para los amantes del arte. Por suerte, no hace falta ir muy lejos para contemplar las mejores obras, ya que dentro de nuestras fronteras hay muy buenos museos que merece la pena visitar. Uno de ellos es el Museo Picasso de Barcelona, que desde este pasado viernes alberga una interesante muestra monográfica sobre la autorepresentación de Picasso.

La exposición, que cuenta con el apoyo de Endesa y de la familia del artista, que ha cedido varias obras, es el fruto de tres años de intenso trabajo de los comisarios del Museo Picasso de Barcelona: Eduard Vallès, especialista en Picasso, e Isabel Cendoya, coordinadora de exposiciones del museo. El resultado, una muestra que recopila un total de 90 obras y unos 70 años de la vida del autor malagueño. Es, a su vez, un homenaje a su figura en el 50 aniversario de la fundación del Museo Picasso en Barcelona.

El autorretrato estuvo siempre presente en la obra de Picasso, sobre todo en los inicios de su carrera y al final de su vida. Recurrió a él con diversos objetivos, en función de las necesidades que se le plantearon en las distintas fases artísticas y vitales que atravesó. La muestra, hace un recorrido cronológico a través de todas estas fases, en las que podremos ver desde un Picasso mucho más academicista, a finales del siglo XIX, hasta un artista transgresor que utilizaba su propio rostro para experimentar con las nuevas vanguardias. Sus últimos autorretratos, realizados pocos meses antes de morir, nos muestran ya una superación del propio concepto, una auténtica manifestación del legendario “Yo” picassiano.

Una exposición que merece totalmente la pena visitar y que nos mostrará al genio visto por el genio.