Libros

Zorros, ciencia, erizos y literatura

zorros-ciencia-erizos-y-literatura

En principio nunca nos hemos parado a pensar si los animales nos pueden ayudar a conocer mejor la literatura. Es más, aunque lo pensemos no creo que lleguemos a ninguna conclusión. Pero Nanelle y David Barash no piensan igual.

Partiendo del Darwinismo los autores nos van introduciendo en la verosimilitud de los clásicos de la literatura e incluso se le atribuye esa característica al humor de los mismos. Es decir, cuando el personaje reacciona biológicamente de la forma que el lector espera.

Es decir, cada personaje tiene una serie de atributos, un papel en esta selva de la creación literaria, y ha de reaccionar de la forma que el lector espera. Por ejemplo, si se ha descrito a un caballero como a una persona cínica, irónica y ácida pues ante una serie de situaciones que le sucedan en el texto literario deberá reaccionar según ese patrón.

Se intenta, por lo tanto, integrar a los distintos personajes en la fauna de la creación. Así pues usamos nuestros propios tópicos para crear, primero en nuestra mente, una imagen de ese personaje. Por ejemplo, si nos describen a un león solemos pensar que es un animal fuerte y fiero, un tigre sería elegante, un elefante miedoso…, etc.

Este uso se aplica también cuando comenzamos a leer una novela con personajes humanos. Nunca pensamos que esta relación podría dar tanto de sí y tampoco que este libro de metaliteratura fuera tan útil y entretenido.

Fuente: Belacqua.